Café como exfoliante: Descubre cómo hacer exfoliantes naturales de café

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Si no la cuidas puede sufrir terribles daños. Por eso hoy te vamos a enseñar como cuidarla utilizando café como exfoliante.

La exfoliación es un proceso que sirve para limpiar la piel y eliminar las células muertas.

De esta forma nos podemos ver mejor.

Existe una gran variedad de exfoliantes naturales y el café es uno de los mejores. Es ideal porque además de exfoliar nos da brillo, firmeza y luminosidad.

El exfoliante de café puede ser utilizado en cualquier área del cuerpo y prepararlo es muy sencillo.

En este artículo encontrarás 3 exfoliantes caseros para el cuerpo y para la cara.

granos de café

Beneficios del café como exfoliante

El café cuenta con poderosos componentes químicos que rejuvenecen la piel, haciéndola lucir más firme y luminosa.

Entre sus propiedades destaca su efecto antiinflamatorio.

Al igual que sirve para aumentar la producción de colágeno, eso sin contar que es un muy buen estimulante.

También es ideal para eliminar las células muertas y la suciedad que se acumula en los poros.

lavandose bien las manos

También ayuda a disminuir la grasa activando la circulación, lo que mejora la calidad de la piel a largo plazo.

Al aumentar la circulación también ayuda a mejorar el aspecto de las ojeras.

El café también permite que crezcan nuevas células en la dermis porque es rico en antioxidantes y nutrientes.

Gracias a esto el café protege la piel de las partículas que aceleran el envejecimiento.

Estos, son tan solo los beneficios del uso tópico.

Sin ir más lejos un estudio realizado por la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer comprobó que ingerir café reduce el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Si quieres saber más beneficios te dejamos este artículo: Beneficios del Café.

limpiando cara con algodoncillo

¿Sabías que el café también ayuda a combatir la celulitis?

https://www.todosobrecafe.com/cafe-funciona-para-celulitis/

Como preparar un exfoliante casero con café

Ahora te vamos a enseñar a cómo preparar un exfoliante natural y fácil.

El exfoliante que te vamos a enseñar lo puedes utilizar para todo el cuerpo, para la cara e incluso para los pies.

Lo mejor de todo es que sus componentes los puedes encontrar en la cocina.

Para utilizar este exfoliante no importa tu tipo de piel ya que causa el mismo efecto en las pieles secas que en las grasosas.

echando exfoliante en cuerpo

Ingredientes

  • Café molido

Es recomendable utilizar los posos de café (restos del café) 20 minutos después de haberlo hecho.

Si dejas pasar más tiempo probablemente el café empiece con su proceso de oxidación y no sea tan efectivo.

  • Azúcar o sal marina

Se utiliza para potenciar el poder de la exfoliación gracias a su textura granulosa. Hace que penetre más en la piel.

  • Aceite de oliva

Si quieres realizar un exfoliante sin aceite, lo puedes sustituir por miel o yogur.

Sirven como apelmazante y contribuye a la hidratación.

No es necesario utilizar aceite de olilva, también puedes sustituirlo por aceite de coco o aceite de almendras.

Las proporciones dependerán de la cantidad de exfoliante que necesites, siempre puedes almacenarlo en cualquier frasco y guardarlo en la nevera durante un par de días.

preparando exfoliante de café

Preparación

  1. Mezcla los ingredientes secos y luego añade poco a poco el aceite hasta que consigas una pasta que pueda untarse en la piel fácilmente.

¿Cómo aplicarlo?

  1. Aplica en la zona afectada realizando masajes en círculos durante unos pocos minutos.
  2. Limpiar bien con agua, de preferencia fría para cerrar los poros.

Este es un exfoliante muy sencillo que provee grande beneficios para la piel.

Exfoliante de café con leche para la cara

Aquí te presentamos otra alternativa específicamente para el rostro.

Para este exfoliante de café y leche necesitarás:

Ingredientes

  • Café molido

Al igual que en el anterior exfoliante, es importante que los restos del café molido no tengan más de 20 minutos.

  • Leche

Puedes utilizar cualquier tipo de leche aunque es recomendable que utilices una leche desnatada, ya que el café ya contiene grasa.

  • Una espátula

Para aplicar la preparación de una manera efectiva utiliza una espátula de plástico.

Evita utilizar un pincel de cara.

aplicando exfoliante de café en la cara

Preparación

  1. Agrega el café en un recipiente, preferiblemente de vidrio.
  2. Vierte un poco de leche. Y revuelve. La pasta tiene que quedar bastante espesa.

Aplicación

  1. Aplica la mascarilla por toda.
  2. Trata de evitar que entre en contacto con los ojos, si lo llega a hacer, enjúagalos bien con agua tibia.
  3. Déjala actuar durante unos 15-20 minutos.
  4. Enjuágate la cara con agua fría para retirar la mascarilla y cerrar los poros.

Esta mascarilla es buenísima para hidratar la cara y tener un aspecto más rejuvenecido.

Exfoliante de café y limón

A continuación te presentamos otra mascarilla para el rostro.

Esta mascarilla es bastante buena para esas personas que sufren de acné.

lavando cara

Para esta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

Ingredientes

  • Café molido
  • Limón

Necesitaremos medio limón. Utilizaremos su zumo.

  • Una espátula para la cara

Lo puedes hacer con una brocha pero es mejor la espátula de plástico.

Preparación

  1. Vierte una cucharada de café en un tarro. (Si quieres más cantidad, echa más)
  2. Exprime el jugo de limón.
  3. Mezclamos hasta que se convierta en una pasta.

Aplicación

  1. Cogemos la espátula y nos lo aplicamos por toda la cara.
  2. Dejar actuar durante 10 minutos.

Precaución

Utilizar esta mascarilla SOLO POR LA NOCHE ya que contiene limón.

Peligro del limón junto al sol aquí: peligros.

Puedes utilizar este exfoliante máximo 2 veces por semana.

aplicando exfoliante en manos

Recomendaciones para potenciar el efecto

Para que la piel pueda absorber bien todas las propiedades del café lo mejor es que antes de la aplicación laves la zona afectada con agua caliente para que pueda abrir los poros.

Si eres de piel grasa lo mejor es exfoliar la piel una vez por semana, para evitar que se acumulen impurezas.

lavándose bien las manos

En cambio si tu piel es seca, exfolia cada dos semanas para evitar irritaciones.

Sin complicaciones y con los mismos resultados que cualquier exfoliante comercial, atrévete a usarlo, seguro que no te arrepentirás.

Categorías Café, Usos

Deja un comentario