¿Se puede tomar café descafeinado en el embarazo? Descúbrelo

¿Se puede tomar café descafeinado en el embarazo?: Café descafeinado para embarazadas

Hoy venimos a hablarte sobre el consumo del café descafeinado en el embarazo.

El café, además de ser una de las bebidas más consumidas en el mundo, es el producto con mayor porcentaje de cafeína en su composición química, siendo este uno de los responsables del casi 75% de consumo anual en el mundo.

Esta popular bebida es sin lugar a duda un complemento ideal para cualquier ocasión. Se dificulta prescindir de su consumo cuando el estado de salud lo requiere; por ejemplo, para las mujeres en periodo de gestación se recomienda la disminución o suspensión de esta bebida.

Si quieres descubrir todos sus beneficios, lee el siguiente artículo: Beneficios de tomar café

¿Puedo tomar café si estoy embarazada?

El consumo de café en mujeres entre los 20 y 40 años es en porcentaje mucho más alto que en hombres. Correspondiendo este rango con su edad más fértil, presentándose así la primera barrera para controlar su ingesta, sobre todo cuando para ellas resulta una bebida reguladora en sus labores cotidianas.

Por esta misma razón, varios estudios apuntan a que el alto consumo de café durante esta etapa tiene efectos negativos para la mujer y el feto, por la disminución en la eficiencia para metabolizar la cafeína.

Teniendo en cuenta esta dinámica de consumo y la incapacidad en algunas mujeres para dejar este hábito, los médicos recomiendan modificar la frecuencia a un rango de 200 a 400 miligramos al día, equivaliendo a tres o cuatro tazas, disminuyendo de alguna manera los efectos adversos del mismo.

Fuente: WomenHealthMag

café con cara sonriente

¿Por qué no se puede tomar café en el embarazo?

Sin dejar a un lado las bondades del café sobre el organismo, también es cierto que su consumo, sobre todo en dosis altas, puede producir efectos adversos sobre la salud.

Durante el embarazo se disminuye notoriamente la capacidad de metabolizar la cafeína. Pasando directamente por la placenta al feto, el cual por estar en proceso de formación la acumula en su organismo.

La acumulación alta de cafeína está relacionada con abortos, partos prematuros, disminución de peso en el feto, baja absorción de hierro y calcio. Estos últimos necesarios para la formación óptima del bebé.

café descafeinado para el embarazo

Sin embargo, cabe anotar que para que estas situaciones de riesgo aparezcan durante el embarazo, la mujer debe consumir más entre 500 y 700 miligramos de cafeína al día (5 a 8 tazas).

Razón por la cual entre las soluciones para menguar estos efectos en embarazos normales, se incluye la disminución del consumo a 300 miligramos por día u optar por la alternativa del café descafeinado.

Fuente: Researchgate.net

¿Las embarazadas pueden tomar café descafeinado?

El café descafeinado tiene sus inicios en el siglo XIX donde Wimmer y Detlefsen buscaron la manera de retirar la cafeína del café. Pero es solo hasta 1905 que Roselius encontró el método adecuado para hacerlo.

Este se encuentra en constante evolución, haciendo uso en la actualidad de técnicas genéticas para producir plantas libres de cafeína. Manteniendo todas sus propiedades naturales.

Sin embargo, esta técnica hace posible eliminar solo el 95% de cafeína total, aún no se ha encontrado el método para eliminarla totalmente conservando su sabor y aroma natural.

Este café en su composición química sólo contiene 0,1% de cafeína, equivalente a 2 miligramos, con respecto al total del contenido en el café tradicional.

Además contiene nutrientes como: Vitamina B2 y B3, antioxidantes, potasio, magnesio, hierro, calcio y fósforo. Muy beneficiosos durante la etapa de gestación.

café descafeiado en taza

El consumo moderado, el bajo porcentaje de cafeína y sus nutrientes traen consigo los siguientes beneficios:

  • A través del potasio aporta una mejor circulación de sangre.
  • Es diurético.
  • Combate los radicales libres (responsables del envejecimiento).
  • Disminuye la ansiedad.
  • Regula el sueño.
  • Los aceites derivados de la descafeinización tienen efecto antiinflamatorio y antimicrobiano.
  • Ayuda a la reducción del riesgo de padecer diabetes.
  • Ayuda a mantener el colesterol en niveles saludables.

El café descafeinado tiene a favor aspectos que llevan a concluir que puede ser beneficioso para la salud.

Se recomienda su consumo durante el embarazo como alternativa saludable para sopesar la ingesta de cafeína evitando el síndrome de abstinencia.

Cabe aclarar que un alto consumo de este puede ocasionar efectos negativos para la salud. Por lo cual se debe tener en cuenta que la dosis diaria adecuada es de 300 a 400 miligramos por día.

Si se excede el consumo puede ocasionar efectos secundarios como insomnio, taquicardia, ansiedad y adicción.

Si bien es cierto que el café descafeinado no es perjudicial para la salud, ese pequeño porcentaje de cafeína (2 miligramos) evita recomendar su consumo en mujeres diagnosticadas con embarazo de alto riesgo.

Fuente: Universidad de Granada

Café con leche durante el embarazo

En términos generales el café tiene múltiples beneficios y pocas calorías, siendo este último punto el que se altera dependiendo de los ingredientes que se adicionen.

Específicamente el café con leche adiciona calorías según el tipo de lactosa: entera, sin lactosa, condensada, semidesnatada o desnatada; sumado a la tradición adición de azúcar.

Beber café con leche tipo latte, cortado, mocachino o capuchino adiciona entre 120 y 330 calorías por cada 480 mililitros.

Durante el embarazo el consumo de café con leche tradicional o descafeinado debe regirse por las cantidades diarias recomendadas por su médico o nutricionista, evitando añadir azúcar.

dos tazas de café con leche

Sustitutos del café en el embarazo

En el periodo de gestación y en casos de adicción a la cafeína, se busca reemplazar sus efectos con sustancias naturales para evitar el síndrome de abstinencia.

Algunas de las mejores alternativas para reemplazar el café son:

  • Teeccino: es muy usado en Inglaterra, tiene un sabor similar al café y contiene un probiótico que protege la flora intestinal.
  • Achicoria: de origen egipcio, su raíz tostada, molida y su sabor amargo sustituye al café.
  • Malta: es una opción sana y deliciosa para consumir con leche.
  • Té de Manzanilla: disminuye el estrés y mejora el sueño.
  • Té de Jengibre: mejora la digestión, es diurética y proporciona sensación de energía y alerta en las mañanas.
  • Kombucha: reemplaza la cafeína de las sodas, tiene sabor dulce y carbonatado controlando la ansiedad.
  • Té de Menta: en bebida caliente su sabor fuerte y agradable, proporciona la misma sensación que el café de la mañana.
  • Agua de Coco: tiene alto contenido de potasio y un bajo porcentaje de calorías. Sustituyes las sodas de cola.
  • Té Rooibos: libre de cafeína, controla los dolores de cabeza y nos mantiene alerta.
  • Té Matcha: contiene propiedades antioxidantes y mejora la concentración.
  • Agua: beber un vaso en los momentos en que tomaba café, disminuye la sensación de ansiedad.
sustitutos del café durante el embarazo

Datos Curiosos

  • En la lactancia la cafeína puede pasar a la leche materna y en exceso puede causar insomnio e irritabilidad en los lactantes y disminución del apetito.
  • La descafeinización es el acto de quitar la cafeína del café, mate, cacao, té y otros materiales que contengan cafeína.
  • El 75% del consumo de cafeína mundial es aportado por el café, un 15% por el consumo de té y un 10% por las bebidas energéticas con adiciones de cafeína.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda, si es así, por favor comparte en redes sociales.

Recomendamos seguir las indicaciones de tu médico antes de seguir cualquier receta.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario