¿Cómo hacer café sin cafetera? 5 Maneras diferentes

¿Cómo hacer café sin cafetera?: 5 Formas de preparar café sin cafetera

Alguna vez te habrás encontrado en la situación de que no tienes cafetera, ya sea porque aún no has comprado una o estés en una casa que no es tuya. Pero aún así quieres tomar un buen café. Por ello hoy te vamos a enseñar 5 formas de cómo hacer café sin cafetera.

Si te encanta beber café pero no puedes ir a la cafetería a menudo, y tampoco tienes una cafetera en casa, es posible preparar un buen café casero. ¿No lo crees? ¡Continúa leyendo!

Cómo hacer café sin cafetera

Esta es la primera manera que te vamos a enseñar.

Probablemente sea la más fácil y la que utilizará todo aquel que lea este artículo.

Seguramente tengas todos estos utensilios por casa, si no los tienes, no pares de leer ya que más adelante te enseñaremos alternativas que quizás te funcionen mejor.

cómo hacer café cafetera

Necesitarás:

  • Una cazuela, tetera o un recipiente que puedas poner al fuego: el tamaño dependerá de la cantidad de café que vayas a preparar, pero con una cazuela pequeña bastará.
  • Agua (a ser posible de mineralización débil): cómo ya te explicamos en cómo preparar un café con cafetera italiana, es importante tener un agua de calidad. En caso de que sea del grifo, intentar filtrarla para eliminar los posibles sabores que deje ese agua, como por ejemplo el sabor del cloro. Recomendamos ⅓ de taza de agua por cada café que vayas a preparar.
  • Café molido: es preferible que lo muelas tú mismo y que sea de molienda gruesa, pero si no tienes un molinillo, no pasa nada. La cantidad perfecta será 70 gramos por cada litro de agua o, de 1 a 2 cucharadas por cada taza de 250ml.
  • Un colador muy fino: preferiblemente de tela, aunque también puedes utilizar un filtro de papel e incluso un colador metálico pero tiene que ser muy fino, ya que si no lo es, las partículas del café molido pasarán fácilmente.

Preparación

  1. Calentar el agua: coloca el agua en el recipiente que vayas a utilizar. Calienta el agua evitando que llegue a hervir, ya que si lo hace probablemente el café adquiera sabores muy amargos.
  2. Añadir el café: añade el café molido en el recipiente y déjalo reposar durante 3 minutos aproximadamente. Esto lo haremos para que coja todo el sabor a café.
  3. Echar el café: una vez hayas esperado los 3 minutos. Echa el café en la taza ayudándote del colador. Si utilizas un filtro de papel colócalo firmemente para evitar que se caiga por accidente y derramar el café fuera.
café con filtro

Una alternativa a este método es:

  1. Echar el café en el filtro de papel y cerrarlo bien con una goma. Similar a cómo lo hacen en el siguiente vídeo: convertir filtro de café en bolsa.
  2. Echa el agua caliente en una taza y sumerge el filtro de papel como si se tratara de una bolsa de té.
  3. Deja que el agua adquiera todo el sabor del café durante algunos minutos.
  4. Una vez esté listo puedes desechar el filtro de papel.
cómo hacer bolsa de café
Via Zestitup

Como ves es bastante fácil y la verdad es que para sacarte de un apuro este método viene genial.

Una vez que tengas el café listo puedes añadir lo que quieras, azúcar, leche… etc

Te recomendamos probar este método con el café marocchino, un café con chocolate delicioso

Cómo hacer café sin filtro

Si tu caso es este, te vamos a proponer un método bastante extremo aunque quizás no sea muy higiénico, todo depende de cómo lo ejecutes.

granos de café

Para este método, necesitarás:

  • Trozo de tela: procura utilizar un trozo que esté nuevo. Si no encuentras ninguna puedes utilizar un calcetín (por favor que esté nuevo o al menos limpio).
  • Café molido: preferiblemente de molienda gruesa, como hemos explicado en el anterior método.
  • Agua: al igual que antes, procura que sea mineral.

Preparación

  1. Al igual que antes empieza por calentar el agua.
  2. Una vez el agua esté bastante caliente, introduce el café molido dentro y déjalo reposar durante 3 minutos.
  3. Una vez reposado, prepara el trozo de tela para filtrar el café.
  4. Echa el café con cuidado y lentamente. Una vez lo hayas echado todo escurre bien el líquido sobrante.
  5. Por último, tira el café molido en la basura.

Este es un método bastante extremo que te recomendamos no hacer a no ser de que sea urgente y no puedas esperarte.

Cómo hacer café en microondas

Pronto tendremos un artículo detallando este método, no obstante, te lo vamos a resumir.

taza dentro de microondas

Necesitarás:

  • Una taza: procura que sea de tamaño medio grande para que quepa la máxima cantidad de agua.
  • Café molido: vas a utilizar de 1 a 2 cucharadas por cada café.
  • Agua: como ya hemos dicho antes, a ser posible mineral.
  • Filtro: cualquier filtro de papel o colador te servirá.

Preparación

  1. Vierte el agua en la taza.
  2. Pon la taza en el microondas durante 2 a 3 minutos a máxima potencia. Evita que hierva el agua.
  3. Una vez que el agua esté caliente. Saca la taza del microondas con cuidado (porque quema).
  4. Echa el café molido en la taza y deja reposar durante 3 minutos.
  5. Una vez haya reposado, coge un filtro y ponlo en la taza en la que vayas a tomar el café.
  6. Vierte el café en la nueva taza y deshazte de los restos del café molido.

En vez de tirar los posos de café, intenta reutilizarlo para tus plantas, en este artículo te explicamos más: ¿Es bueno el café para las plantas?

Hacer café con capsulas sin cafetera

Imaginamos que quizás tengas cápsulas sin usar y solo te quede ese café, no te preocupes tenemos soluciones para todo.

Es otra situación extrema, como la del trozo de tela que hemos explicado antes.

cápsulas de café

Para este método necesitarás:

  • Cápsulas de café: necesitarás las cápsulas de café nuevas, obviamente.
  • Agua
  • Un filtro: o colador.
  • Un recipiente: para calentar el agua.

Verifica si tu cápsula de café es solo de café molido o de café mezclado con azúcar.

Si es solo café molido necesitarás un filtro para deshacerte de restos, en cambio si es de los que se mezcla entero con el agua no necesitarás ningún filtro.

Para diferenciarlos tienes que ver el color, normalmente el café mezclado con azúcar viene con tonos más claros y se disuelve completamente en el agua.

Preparación

  1. Calienta el agua en un recipiente o en el microondas. Sea de la manera que sea, evita que hierva.
  2. Una vez tengas el agua caliente, abre la cápsula de café, retira todo lo que haya en su interior y mézclalo con el agua. Deja reposar 3 minutos.
  3. Cuando haya reposado filtra el café, (si es necesario) si no, échalo en una taza y revuelve bien. Ya puedes beberlo tranquilamente.

Este método es bueno si no tienes ningún otro café disponible o si se te ha roto la cafetera y quieres aprovechar las últimas cápsulas de café.

Café instantáneo

Por último la forma más fácil de preparar café sin cafetera, el café instantáneo.

A muchos nos ha sacado de apuros alguna vez.

café instantáneo

Necesitarás:

  • Café instantáneo: de tu preferencia.
  • Agua: a ser posible mineral.
  • Microondas o un recipiente: para calentar el agua.

Preparación

  1. Calienta el agua en un recipiente o un microondas, no importa la manera en la que lo hagas.
  2. Cuando el agua esté caliente, echa 1 o 2 cucharadas de café instantáneo en una taza.
  3. Echa aproximadamente ⅓ de agua y empieza a revolver.
  4. Si ves que el café te ha quedado bastante fuerte puedes añadir más agua, si ves que no ha quedado fuerte añade más café.
  5. A continuación puedes añadirle leche, azúcar o los ingredientes de tu preferencia.

Como ves es bastante fácil de preparar café instantáneo.

Ahora que ya te hemos enseñado varios métodos de hacer café sin cafetera ya no tienes excusa de de disfrutar de un buen café.

mujer bebiendo café

Ojalá todos los problemas fuesen así y los pudiéramos solucionar de formas tan sencillas como las que te hemos enseñado.

Esperamos que te hayamos resultado de ayuda, si es así, no olvides de volver frecuentemente por nuestro blog para descubrir más curiosidades y recetas sobre el café.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario